Liebherr alcanza el cielo en Hong Kong

Tres grúas sobre orugas Liebherr de ciclo de trabajo participaron recientemente en las obras de cimentación profunda para un proyecto residencial en Hong Kong. Los pilotes con un volumen de 300 m³ cada uno se instalaron en un espacio restringido con condiciones de terreno especialmente difíciles. Esto implicó la instalación de 14 pilotes, que sirven de base para el edificio.

La primera etapa fue llevada a cabo por dos máquinas HS 885 HD y una HS 8130 HD, cada una equipada con un gancho mecánico y un oscilador. Para alcanzar la profundidad necesaria de 50 m, el contratista requirió diez días hábiles por pilote. La razón del largo tiempo de producción se debió a las difíciles condiciones del terreno. En primer lugar, emergió el agua subterránea, seguida por roca con una resistencia muy alta de 150 MPa. Para penetrar esta capa dura, se utilizó el método RCD. Con un diámetro de 3 m, se necesitaron hasta 300 m3 de hormigón para completar cada pilote. En otras palabras, cerca de 40 camiones mezcladores llenos.

El reto

Una mirada al sitio de trabajo es suficiente para reconocer el desafío específico presentado por este proyecto: la dificultad radica en el espacio restringido. El sitio de trabajo está ubicado en el medio de una zona residencial de Kowloon y limita directamente con los edificios existentes. Kowloon, junto con la Isla de Hong Kong y los Nuevos Territorios, es una de las áreas urbanas de Hong Kong, que tiene una población total de siete millones. Con el fin de mantener el nivel de ruido para los residentes lo más bajo posible, el trabajo solo se puede llevar a cabo entre las 07.00 y las 19.00 h, seis días a la semana. Liebherr ofrece sistemas de asistencia opcional especialmente para tales aplicaciones. Usando el modo Eco-Silent, la velocidad del motor se puede reducir a un nivel predefinido. Por lo tanto, se puede lograr una reducción significativa en el consumo de diesel y una menor emisión de ruido sin ningún impacto en la producción de la operación. Además, el control automático de parada del motor de Liebherr ofrece una solución económica y ecológica para tales requisitos. Después de verificar ciertas funciones del sistema, elmotor se apaga durante interrupciones de trabajo más largas.

El concepto residencial

El contratista de este proyecto fue la empresa Vibro (H.K.) Ltd., que se especializa en trabajos de cimentación en condiciones de terreno difíciles. Fundado en 1929, es el contratista de fundación más antiguo de Hong Kong. El trabajo de cimentación profunda duró seis meses y se completó recientemente. Hong Kong es una de las regiones más densamente pobladas del mundo con una densidad de casi 7.000 / km³. Este hecho subraya la importancia de crear y desarrollar viviendas en esta región. Al ver el horizonte de Hong Kong, el concepto residencial es claro: alcance el cielo. Mucho menos obvio es el trabajo de cimentación profunda subterránea detrás de él. Sin embargo, no es menos espectacular, como lo demuestra este proyecto.

(Visited 209 times, 1 visits today)
Contacte al editor

Últimos Reportajes

  • Una planta de concreto en las alturas alpinas

    Una planta de concreto Liebherr Compactmix 1.0 está suministrando concreto en el sitio de construcción del proyecto “V-cableway” (o “V-Bahn”) en las montañas suizas. El proyecto fue un desafío tanto…

  • Rehabilitan un estadio con historia

    La construcción de la grada sur del Estadio Benito Villamarín en Sevilla incrementa el aforo en más de 14.000 plazas y se convierte en el cuarto estadio de mayor capacidad…

  • Una flota de grúas para un estadio mítico

    El trabajo en el nuevo estadio Ferenc Puskás en Budapest (Hungría) ha estado en marcha desde principios de 2017. El estadio de fútbol se está construyendo exactamente en el mismo…

  • Putmzeister deja huella en un aeropuerto

    Dos intensos vaciados de concreto nocturnos para la base de una nueva torre de control en el Aeropuerto Internacional Charlotte Douglas (CLT), en Estados Unidos, fueron un ejemplo perfecto de…

Lee más