Los drones sobrevuelan en el mundo de la construcción

Flotando sin esfuerzo y pudiendo colocarse con gran precisión, los drones, también conocidos como vehículos aéreos no tripulados (UAV), se están convirtiendo en una herramienta cada vez más popular en la industria de la construcción.

Su nombre hace referencia a las abejas macho sin aguijón, los drones o zánganos eran originalmente una tecnología militar, que se remonta al asedio de Venecia en 1849, cuando las máquinas voladoras sin piloto se utilizaron como armas. Sin embargo, no fue sino hasta 1935 que el primer dron verdaderamente exitoso, De Havilland DH82B Queen Bee, se unió al servicio en Gran Bretaña.

Avancemos unos 82 años después. Los UAV militares representan casi el 90% del gasto mundial en drones y los modelos recreativos dirigidos a los consumidores van en aumento: en 2016, se vendieron alrededor de dos millones de drones recreativos. A medida que la tecnología progresa, también lo harán las ventas. Esto se debe a que los drones se están convirtiendo en poderosas herramientas comerciales, según ‘Drones Reporting for Work’, un informe de 2016 encargado por Goldman Sachs. El informe predice que de los $ 100 millardos que se gastarán en drones militares y civiles entre 2016 y 2020, el segmento comercial sería el de más rápido crecimiento, con la construcción por $ 11,2 mil millones, agricultura $ 4,9 mil millones, seguros $ 1,4bn e inspección de infraestructura $ 1,1 mil millones.

Drones, el ultimo equipo compacto

La industria de la construcción está mirando la tecnología desde una perspectiva de pájaro, reconociendo que los sitios de trabajo son grandes y, a menudo, inaccesibles. La tecnología de drones podría cambiar eso.

Los drones ofrecen una forma más rápida y precisa de topografía de sitios y recopilación de mediciones. Esta información se puede usar para crear un modelo digital correspondiente de un sitio, ayudando a los contratistas a ahorrar tiempo y dinero, y obtener una mayor precisión, en los trabajos de  topografía y en la configuración del proyecto. Los drones que tienen la capacidad de escanear con láser también pueden ingresar los resultados en Building Information Models (BIM), proporcionando una representación digital de las características físicas de un sitio para que otros profesionales del proyecto lo utilicen, así como un registro de progreso verificable. Los drones también pueden tomar grabaciones de imágenes térmicas aéreas, que se pueden usar para monitorear las emisiones de gases e identificar las fugas de gas, un peligro potencial para los trabajadores.

Todos queremos que la construcción sea más segura, y los drones tienen el potencial de hacer justamente eso. Los aviones no tripulados pueden enviarse a áreas de alto riesgo que son demasiado peligrosas para el acceso de los trabajadores. Las imágenes pueden monitorearse en tiempo real desde la seguridad de las oficinas externas. Además, los drones pueden monitorear las condiciones del lugar de trabajo y transmitir fotos de un sitio de trabajo propuesto, lo que permite a los trabajadores prepararse antes de ingresar al área.

Las empresas de construcción están aprovechando los beneficios de esta tecnología y respondiendo creando alianzas con proveedores de drones. Volvo Construction Equipment (Volvo CE) está adoptando un enfoque medido para garantizar que la tecnología produzca las soluciones más adecuadas para sus clientes. “Los aviones no tripulados definitivamente jugarán un papel importante en la industria de la construcción, pero todavía se debe trabajar sobre cómo Volvo CE se comprometerá con esta tecnología”, dice Jenny Elfsberg, directora de tecnologías emergentes de Volvo CE. “Nuestro equipo de ingeniería avanzada está explorando esta tecnología de rápido desarrollo, así como a varios de los diferentes actores de esta industria. Con la estandarización aún no implementada y los diferentes enfoques que se están tomando en diferentes países, seguimos de cerca las reglas y regulaciones “.

“Hemos llevado a cabo investigaciones en esta área, principalmente explorando la administración del sitio y los propósitos de vigilancia del sitio, y estamos continuando este trabajo en colaboración con nuestros socios. Si alguna vez decidimos iniciarnos en el desarrollo de drones, tendríamos que trabajar con socios tales como científicos de datos y expertos en vuelo”.

Nuevas reglamentaciones

La industria de la construcción todavía tiene mucho que aprender sobre el potencial de los drones y deberá estar al tanto de las reglas y regulaciones sobre su uso. Por ejemplo, según las nuevas leyes del Reino Unido, las personas que poseen drones de más de 250 g, más pesadas que el producto de consumo promedio, deberán registrarlo y realizar una prueba de conciencia de seguridad. El gobierno planea adelantar y expandir el uso de la ‘geo-esgrima’ en el Reino Unido, que actúa como un campo invisible para evitar que los drones entren en zonas sensibles, como los aeropuertos.

Todavía es pronto pero está claro que la tecnología de drones tiene algunas aplicaciones interesantes dentro de la industria de la construcción, especialmente cuando se usa en cooperación con equipos pesados. Desde pequeños comienzos, el cielo es el límite …

(Visited 625 times, 1 visits today)
Contacte al editor

Últimos Productos y tecnología

Lee más