Tren ligero de Guadalajara y Tren México-Toluca necesitan US$1.560M

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), aseveró que continuará con dos megaobras que dejó inconclusas el Gobierno anterior. Se trata del Tren México-Toluca y la Línea 3 del Tren ligero de Guadalajara, cuyos costos se duplicaron.

Para terminar las megaobras, la administración actual requerirá de casi 30 mil millones de pesos (US$1.560 millones), de los cuales este año se etiquetaron 4.500 millones en el Presupuesto de Egresos de la Federación.

Línea 3 del Tren ligero de Guadalajara

Para el Tren de Guadalajara se programó una inversión de 17.000 millones de pesos, pero ya se han gastado 26.500 millones y se necesitarán 4.500 (US$236 millones) más para terminarlo, por lo que su costo aumentará 76.4% para llegar a 31.000 millones de pesos (US$1.612 millones).

Este proyecto de 21.5 kilómetros recorrerá Zapopan, Guadalajara y Tlaquepaque, y contará con 18 estaciones. La obra lleva 5 años de construcción con un avance de 96%. Una vez concluido beneficiará a 233 mil personas al día.

Lee también: México adjudica consultoría de Tren Maya

Mota-Engil, Grupo Promotor de Desarrollo e Infraestructura, Trena y Sacyr construyeron el Viaducto 1 que ya está finalizado. Mota-Engil y Constructora RAL de Occidente también han concluido con el Viaducto 2. En tanto, Constructora de Proyectos Viales de México, filial de la española OHL, trabaja en las obras finales del túnel.

Se prevé que el Tren ligero de Guadalajara entre en operación en enero de 2020; sin embargo, el PEF 2019 solo había destinado 1.000 millones de los 4.500 millones que necesita.

Recientemente, la Secretaria de Hacienda de México autorizó los 3.500 millones de pesos (US$182 millones) restantes.

Tren México-Toluca

En el caso del Tren México-Toluca, la obra se estimó en 38 mil millones de pesos, pero ya se invirtieron alrededor de 45.000 millones de pesos (US$2.340 millones), aunque todavía faltan entre 18.000 y hasta 25.000 millones de pesos para terminar el proyecto, lo que significa que al finalizar la obra habrá costado hasta 84% más de lo previsto inicialmente.

El Tren México-Toluca, que conectará Zinacantepec con Observatorio en 6 estaciones y dará servicio a 230 mil personas al día, lleva casi 5 años en construcción, con un avance de 85% y una fecha incierta de entrega.

Este proyecto se dividió en 3 tramos. El primero, que va de Zinacantepec a Lerma, ya se concluyó y lo construyó La Peninsular, filial de Hermes, y Constructora de Proyectos Viales de México.

El túnel que está a cargo de ICA y Cotrisa está por finalizarse, mientras el último tramo, que va de Santa Fe a Observatorio, tiene poco avance, pues la falta de derechos de vía, conflictos sociales y el mal trazado detuvo los trabajos de Equivent, subsidiaria de Pinfra, y el consorcio integrado por Gami, de Grupo Indi, Idinsa y Jaguar Ingenieros.

López Obrador explicó que este proyecto se terminará en su sexenio y este año se destinarán 3.500 millones de pesos (US$182 millones).

De acuerdo con un estudio del IMCO, la obra dejó de ser socialmente rentable cuando su costo aumentó 25%, aunque esta alza es ahora de 118%.

Fuente: El Informador y BNamericas

(Visited 20 times, 1 visits today)
Contacte al editor

Últimos Noticias

Lee más