Siguen paralizadas obras en aeropuerto mexicano de Santa Lucía

Los trabajos de construcción del futuro Aeropuerto Internacional de Santa Lucía, en México, seguirán suspendidos hasta al menos el 20 de junio.

Los trabajos de construcción, de los que se encarga la Secretaria de Defensa Nacional de México (Sedena), quedaron suspendidos cautelarmente como resultado de un amparo judicial concedido al empresario Juan Ramón Morera hasta que se demuestre que el proyecto de Santa Lucía cuentas con los dictámenes ambientales correspondientes.

Ayer se tenía previsto una audiencia con el juez del Cuarto Distrito del Estado de México donde se debía resolver si se concedía la suspensión definitiva de las obras, pero el proceso quedó aplazado hasta el 20 de junio. El 12 de junio habrá una inspección judicial en la zona de la obra.

El aeropuerto de Santa Lucía a 40 kilómetros de la capital es una alternativa al Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), que fue cancelado por el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) a pocos días de asumir el cargo.

Lee también: Tren México-Toluca: Constructoras se preparan para suspensión de obra

Santa Lucía es uno de los tres componentes del sistema aeroportuario que el Gobierno Federal propone para Ciudad de México. Los otros dos son el actual aeropuerto internacional Benito Juárez AICM y la terminal internacional que atiende a la capital de Edomex, Toluca.

Por su parte, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) afirmó que es indispensable replantear de forma estratégica y responsable el manejo de las finanzas públicas y los grandes proyectos de inversión del sexenio.

Los grandes proyectos de inversión necesitan estar apegados a los más altos estándares técnicos, ambientales y legales, así como contar con claridad en su ejecución y viabilidad financiera, pero ni el Aeropuerto de Santa Lucía, ni la refinería de Dos Bocas, los proyectos estrella de esta administración, cumplen a cabalidad con estos requisitos.

De acuerdo con la Coparmex, las decisiones del gobierno han ocasionado que Fitch Ratings y Moody’s degradaron las calificaciones de Petróleos Mexicanos (Pemex) y de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), lo que dejará consecuencias para la economía mexicana.

Ambas agencias justificaron sus decisiones ante la desconfianza generada por las estrategias del gobierno federal, lo que les resta competitividad y quedan en una situación aún más precaria en cuanto a su deuda.

Fuente: 20minutos y Economía Hoy

(Visited 20 times, 1 visits today)
Contacte al editor

Últimos Noticias

Lee más