Sacyr pone en servicio nuevo puente Pumarejo en Colombia

Foto: Presidencia de Colombia

Sacyr ha puesto en servicio el puente Pumarejo sobre el río Magdalena que, con sus 2,17 kilómetros de longitud es uno de los puentes más largos del país y cuya construcción ha supuesto una inversión de 215 millones de euros (US$239 millones).

La obra que conectará los departamentos del Atlántico y Magdalena cuenta con seis carriles, andenes peatonales y ciclorruta. Además, permite que la altura de los barcos que puedan pasar bajo su infraestructura tengan una altura de hasta 45 metros.

De esta forma, el puente, no sólo mejorará la conectividad de la zona, sino también la navegabilidad del río Magdalena, al permitir el paso de buques de mayor tonelaje.

El tramo de 3,2 kilómetros de longitud parte desde barrio La Chinita, en el suroriente de Barranquilla, y finaliza en el corregimiento de Palermo (Magdalena). Como dato curioso, el área total del pavimento de la infraestructura equivale a quince veces el tamaño de la cancha del estadio de fútbol Metropolitano de Barranquilla.

Sacyr, constructora del nuevo puente Pumarejo, fue seleccionada mediante licitación pública y además adelanta doce proyectos en nueve departamentos del país, sumando una inversión directa de aproximadamente US$3.000 millones.

Lee también: Invías aceptará el puente Hisgaura

Controversias

Cabe destacar que el nuevo puente Pumarejo estuvo en el ojo de la tormenta, pues la constructora incumplió las fechas estipuladas en el contrato. Por esta razón, Invías le impuso una multa por 1.854 millones de pesos (US$557.700). En octubre de 2018, el Ministerio de Transporte anunció una adición por 140.000 millones de pesos (US$42 millones) para terminar la obra, que al final costó casi 800.000 millones de pesos (US$239 millones).

La construcción del nuevo puente Pumarejo comenzó en mayo de 2015 y debía entregarse en 2018; sin embargo se presentaron inconvenientes que se tradujeron en un año más de operaciones en la construcción. Según Sacyr, asuntos como el licenciamiento ambiental, predial y arqueológico fueron los motivos principales para ajustar el cronograma de obras que culminan este mes.

La constructora reveló que lo más complejo durante el desarrollo del nuevo puente Pumarejo fue la construcción de los pilotes. El proceso duró cerca de año y medio, debido a la complejidad de las condiciones del terreno y de logística. En este proceso se usaron remolcadores y barcazas, que permitieron fijar los pilotes de 2,8 metros de diámetro a sesenta metros de profundidad.

Otro de los problemas fue la inconformidad de los residentes del barrio La Chinita y el corregimiento de Palermo. Luego de diálogos entre los afectados, Invías y la Alcaldía de Barranquilla se logró un acuerdo en el que el distrito se comprometió a adelantar los procesos correspondientes para canalizar el arroyo.

Las molestias de los vecinos de Palermo fueron por la inundación de algunas viviendas y el deterioro material de otras. Problema que se solucionó con la indemnización de 127 familias, que recibieron ayuda económica para el traslado y restablecimiento de las actividades productivas. Según la constructora, se gastaron cerca de $1.694 millones (US$509.571) para apoyar a los afectados.

Fuente: El Espectador

(Visited 82 times, 1 visits today)
Contacte al editor

Últimos Noticias

Lee más