Proyecto boliviano Puerto Busch no avanza

Las gestiones para llevar a cabo el proyecto Puerto Busch son lentas, a pesar que el año pasado el Ministerio de Obras Públicas definió como “una prioridad” nacional el anhelado proyecto, que se ubica en el sureste del departamento de Santa Cruz.

El puerto multipropósito requerirá de US$600 millones para la infraestructura portuaria, la ejecución de obras viales y el ferrocarril. Además, empresas como la corporación italiana ICM SpA están dispuestas a otorgar una línea crediticia de hasta un 100% para cubrir la inversión. El 85% lo garantizaría SACE, la agencia de crédito al exterior de Italia, y el 15% un préstamo comercial otorgado por ICM y una constructora de esa nación asociada a compañías bolivianas. Con ese financiamiento sería factible Puerto Busch, que permitirá una salida fluida de la carga de exportación boliviana al Atlántico.

Sin embargo, el ritmo de su implementación, es dramáticamente lento, a pesar de los anuncios gubernamentales, de los compromisos de la institucionalidad cruceña y del despegue de Mutún. Ni siquiera los constantes problemas políticos y de operaciones en los puertos chilenos han motivado mayores avances para la implementación acelerada de salidas alternativas como Ilo y Puerto Busch.

La habilitación de Puerto Busch e Ilo pueden contribuir a reducir los costos de transporte y logística hasta un 30% y 40%, que mejorará notablemente la competitividad de las exportaciones bolivianas, principalmente de alimentos y de hierro, entre otras. También se ha calculado que las dos salidas requieren de una inversión de US$1.300 millones, que no son imposibles de conseguir si se considera el potencial futuro del comercio exterior de Bolivia.

Pese a existir el compromiso de una alianza público-privada y hasta las intenciones de una corporación italiana de financiar los recursos que se necesitan, el ritmo de implementación genera incertidumbre.

Fuente: El Deber

(Visited 74 times, 1 visits today)
Contacte al editor

Últimos Noticias

Lee más