Presencia de firmas españolas destacan en el Canal de Panamá

El protagonismo español se ha plasmado con el liderazgo de Sacyr en el consorcio encargado de la ampliación del Canal de Panamá, GUPC; además, “abrió las compuertas a la presencia y a la tecnología en el llamado tercer juego esclusas de más de 70 empresas de 11 comunidades autónomas españolas”.

Las firmas españolas presentes son Luman, Araia, Comansa, Gicalla, Arco, Jaso, Alquezar, Doval, Rotrans, Actyon, Algar, Pangea, Prysmian, Vinca, Ferroatlántica, Armatel o Afron que se encuentran en la larga lista de subcontratistas de GUPC. Entre todas, destacan tres: Indra, que implantó el sistema integrado de control de acceso y seguridad y el de detección de buques; Sampol que implementó sistemas integrales para los circuitos eléctricos, y Auditel, que realizó el montaje de estas redes.

Lee también: Aleatica busca vender sus acciones en el Aeropuerto de Toluca

Cumplida su tarea en el Canal, “algunas compañías españolas han logrado asentarse en Panamá mediante la participación en licitaciones”, explica Alberto Santamaría Burgos, consejero económico de la Embajada de España en Panamá, quien califica la ampliación del Canal como “una obra de rango universal, tanto por su dimensión y complejidad técnica y constructiva como por su impacto sobre la actividad comercial y de comunicaciones del planeta”.

Durante el mandato del presidente Juan Carlos Varela (2014-2019), las firmas españolas han logrado hacerse con el 40% del valor de los concursos públicos, por unos 6.300 millones de euros. Cifra nada desdeñable en un país de cuatro millones de habitantes, un PIB de 60.000 millones y un presupuesto público de 21.500 millones.

“A corto plazo deben adjudicarse importantes proyectos con posibilidades ciertas para empresas españolas, como el nuevo Hospital del Niño, por unos 540 millones, o la línea 3 del metro de la Ciudad de Panamá, por unos 2.250 millones”, concluye Santamaría.

Resultados de 2018

La Autoridad del Canal de Panamá (ACP), el propietario y gestor de la infraestructura, sumó en el año 2018 (último ejercicio contabilizado) unos ingresos por 3.171 millones de dólares (unos 2.850 millones de euros) y contabilizó un tráfico récord de 442 millones de toneladas.

El Gobierno panameño estima que, antes de su ampliación, el Canal aportaba el 6% del PIB del país, mientras que ahora roza el 10% y su aportación neta al fisco ha sido de 1.703 millones de dólares (1.500 millones de euros).

Fuente: Cinco Días

(Visited 37 times, 1 visits today)
Contacte al editor

Últimos Noticias

Lee más