Perú necesita US$1.000 millones para culminar la Refinería de Talara

El presidente del directorio de Petro-Perú, Carlos Paredes Lanatta, dio a conocer que se requiere financiar US$1.000 millones para la culminación del Proyecto de Modernización de la Refinería de Talara (PMRT).

“Dada la magnitud del proyecto, resulta relevante analizar las alternativas de financiamiento disponibles y su dinámica corporativa a mediano plazo”, señaló Paredes durante el evento CADE 2019.

El PMRT es el proyecto de inversión pública más grande del Perú con una inversión total de US$4.700 millones. La iniciativa consiste en la construcción de una nueva refinería, que permitirá la producción de combustible con menor contenido de azufre, acorde a las exigencias del mercado energético internacional. Además, la capacidad de procesamiento se incrementará de 65.000 a 95.000 barriles diarios y se implementará una tecnología que permitirá procesar de manera más eficiente los crudos pesados provenientes de la selva.

Lee también: Perú culminará estudios de túnel trasandino del Ferrocarril Central en 2020

El proyecto empezó a construirse en el 2014 y se estimaba inicialmente en US$3.919 millones. Además, se tenía previsto que iniciara operaciones en el 2017; pero el proyecto ha enfrentado cambios significativos además de extensiones en el plazo de entrega. Así, su costo se ha incrementado en casi US$800 millones y se prevé que la nueva refinería empiece a operar en el 2021.

Desde que Petro-Perú anunció la modernización de la Refinería de Talara, diversos especialistas del sector advirtieron sobre la posible pérdida que este proyecto representaría para el Estado. Ello ha sido reconocido por la propia empresa petrolera que, considerando el monto final de inversión, estima que las pérdidas generadas ascenderían a poco más de US$1.600 millones.

Sin embargo, dado que a comienzos del año ya se habían ejecutado más de US$2.650 millones en obras (avance de 67%) –lo que configura un costo hundido– y considerando las contingencias de la paralización, continuar con el proyecto podía ser –llegado ya este punto– una decisión razonable. Para ello, según Petro-Perú, era necesaria una inversión adicional de US$2.046 millones, de los cuales US$1.000 millones aún requieren financiamiento.

Fuente: El Comercio

(Visited 48 times, 1 visits today)
Contacte al editor

Últimos Noticias

Lee más