México revive infraestructura ferroviaria para Edomex

En los próximos cuatro años, México y la iniciativa privada invertirán 41.694 millones de pesos (US$2.206 millones) para mejorar la movilidad en la zona metropolitana de la Ciudad de México, a través de obras ferroviarias en cuatro proyectos que fueron planeados y anunciados en sexenios pasados, pero no fueron ejecutados o quedaron inconclusos.

Tren Interurbano México-Toluca

El Tren Interurbano México-Toluca es la obra que requerirá mayor inversión y que arrancó en el sexenio anterior. El proyecto requerirá 20.000 millones de pesos adicionales (US$1.058 millones), aunque se espera que quede concluido a finales del año que entra, según el Acuerdo Nacional de Inversión en Infraestructura del Sector Privado.

Sin embargo, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) señaló el 19 de noviembre que el Tren Interurbano México-Toluca comenzará a operar hasta 2024.

“El tren se plantea terminarlo, la construcción, a finales de 2023. Y durante 2024 se harán las pruebas de operación de todo el tren, me refiero desde Zinancantepec hasta Observartorio. Y con la idea de que entre en operación a principios o a mediados de 2024”, comentaron desde la cartera.

Además, en agosto pasado, el Presidente dijo en conferencia de prensa desde Toluca, que el tren estaría concluido en 2022 y recordó que el precio final de la obra pasó de 30.000 millones de pesos planeados originalmente, hasta 90.000 millones de pesos (US$4.762 millones).

Extensión de la Línea A del Metro

La segunda obra ferroviaria será la extensión de la Línea A del Metro, que correrá de Chalco a La Paz. Según el acuerdo del gobierno con el empresariado mexicano estará listo en 2024.

La expansión de la Línea A recorrería 12.9 kilómetros y contaría con seis estaciones y una terminal. El recorrido atravesará los municipios de La Paz, Valle de Chalco, Ixtapaluca y Chalco.

Lee también: Exministros de Bachelet apoyan al Gobierno por Puente Chacao

Tren Suburbano

El tercer proyecto rescatado por esta administración es la expansión del Tren Suburbano de Cuatitlán a Huehuetoca, en el Estado de México.

Desde su concepción, en el gobierno de Felipe Calderón, la ruta de este transporte ferroviario que corre de Buenavista a Cuatitlán estaba planeada para llegar a ese municipio.

La concesión pertenece a CAF desde 2005, y desde el sexenio antepasado se anunció la ampliación del tramo hasta Huehuetoca.

Este tramo implicaría 52 kilómetros adicionales a la construcción actual, que tiene 27 kilómetros de longitud y que presta servicio a alrededor de 300 mil pasajeros diarios.

Ramal

Pero la utilidad de la concesión ferroviaria no se limitará a expandir el tren hasta Huehuetoca, pues el contrato también incluye un ramal que sale de la estación Lechería, hasta Nextlalpan, sitio que está a cuatro kilómetros de la Base Aérea de Santa Lucía.

La vía férrea existente atraviesa los municipios de Tultitlán, Tultepec, y Nextlalpan, pero Mauricio Trejo Pertack, director de Proyectos de CAF México, dijo en noviembre que la obra tiene un gran potencial y podría ser la alternativa para quienes deseen movilizarse entre la capital del país y la nueva terminal aérea.

Este tramo, añadió, tendría en total 25 kilómetros de longitud y sería la fuente de alimentación principal para el nuevo Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, que según los planes del gobierno quedará listo en 2022.

El recorrido de Lechería al aeropuerto de Santa Lucía está estimado en 35 minutos, según dijo Max Noria, director de Comercialización de Ferrocarriles Suburbanos en conferencia de prensa para presentar los resultados anuales del Suburbano, a principios de mes.

Fuente: El Sol de México

(Visited 84 times, 1 visits today)
Contacte al editor

Últimos Noticias

Lee más