Fiscal brasileño impugna subasta del ferrocarril Norte-Sur

La principal subasta de infraestructura del gobierno Bolsonaro, la licitación del ferrocarril Norte-Sur está programada para el próximo 28 de marzo, pero la licitación favorece a VLI, empresa de logística de la minera Vale, afirma el Ministerio Público ante el Tribunal de Cuentas de la Unión (TCU).

“El edicto de esta licitación, tal como está diseñada, favorece ampliamente a la empresa VLI y no añade nada al país”, afirmó el fiscal federal, Julio Marcelo de Oliveira.

Brasil no concede un ferrocarril a la iniciativa privada hace 12 años. La subasta de los 1.537 km de extensión del ferrocarril Norte-Sur que corta el eje central de Brasil, vinculando Puerto Nacional (TO) a Estrela D’Oeste (SP), es prioridad en la agenda del gobierno de Bolsonaro.

Lee también: Se detiene avance de Ferrocarril Central en Uruguay

La oferta mínima por la concesión a 30 años de operación y mantenimiento es de 1.35 mil millones de reales (US$365 millones) y las inversiones obligatorias en el plazo de dos años son de 2.800 millones de reales.

Cabe destacar que Oliveira en agosto del año pasado ya había criticado el edicto, que restringe la competencia de otros interesados ​​y favorece a la empresa de Vale. A pesar de sus consideraciones, el área técnica del TCU aprobó el modelo.

Oliveira afirma que la mayor ventaja de VLI está en el llamado “derecho de paso”, una regla que obliga a la concesionaria de ferrocarril a dejar que otras empresas pasen por su tramo. Vale, como principal accionista de VLI, tiene una ventaja porque, según el procurador, ya posee la operación de un tramo de 720 km de la propia Norte-Sur desde 2007, justo por encima del tramo que será concedido.

Además, es dueña de la única salida portuaria de ese mismo ferrocarril por el norte del país, camino que pasa por la Estrada de Ferro Carajás, llegando al Puerto del Itaqui, en Maranhão. En la práctica, Vale sería la única dueña de toda la malla central del país que corta el centro de su mayor polo de producción de mineral de hierro, las minas de Carajás.

VLI es controlada por Vale, en sociedad con las empresas Mitsui y Brookfield, con participación del fondo FI-FGTS. El gobierno niega irregularidades en el edicto y la VLI declara que el proceso ha ocurrido con toda transparencia.

Fuente: Portos&Navios y BNamericas

(Visited 8 times, 1 visits today)
Contacte al editor

Últimos Noticias

Lee más