Ecuador entregará el Metro de Quito en marzo

Este 2020, en el tercer trimestre, empezará la operación del nuevo sistema de transporte masivo de Ecuador: Metro de Quito.

A tres meses de que se entregue la obra física y 10 para que el sistema comience a operar, la construcción del Metro de Quito tiene un avance del 92%, según Édison Yánez, gerente de la empresa encargada del proyecto.

Hasta el pasado noviembre, 15 de los 18 trenes del sistema llegaron al país. Un primer viaje de prueba está planificado para la última semana de enero y partirá de la estación Quitumbe a La Magdalena, ambas en el sur de la ciudad.

A finales de este mismo mes se lanzará una licitación corta internacional para elegir a la empresa que estará a cargo de la operación del Metro de Quito. El contrato es por un período de 42 meses, además, el ganador deberá preparar al personal municipal para una eventual administración directa del nuevo sistema de transporte público.

Lee también:  México revive infraestructura ferroviaria para Edomex

Esto implica que, al mismo tiempo, realice y enseñe tareas como: operar los trenes, controlar el sistema y realizar el mantenimiento de la infraestructura, los trenes y sus equipos. Los resultados se tendrán a finales de febrero de 2020.

Otro tema que aún está por definirse es el costo del pasaje. El valor del servicio, explicó el alcalde Jorge Yunda el 16 de diciembre, podría estar entre US$ 0,45 y US$ 0,50, tentativamente, puesto que el costo definitivo deberá decidirlo el Concejo Metropolitano.

Por su parte, Édison Yánez aseguró que el valor del pasaje dependerá de la calidad del servicio. La afirmación concuerda con el proyecto de ordenanza presentado por la Secretaría de Movilidad del Municipio, en el que se determina el costo de todo el transporte público urbano en función de indicadores de calidad.

El Metro de Quito en cifras

El costo final de la obra es de US$2.009 millones. El túnel del Metro tiene 22 kilómetros de longitud y pasa bajo 62 barrios de Quito. Tendrá 18 trenes, cada uno con seis vagones y la capacidad para movilizar a 1.500 pasajeros, lo que equivale a 10 trolebuses juntos.

La obra está construida para resistir un sismo de 9,2 grados en la Escala de Richter.

Las estaciones, de entre 110 y 115 metros de largo, tienen dos niveles, excepto en San Francisco y La Alameda, que tienen tres por la profundidad del terreno.

Se prevé que unas 400.000 personas se movilicen diariamente a través de este sistema una vez que entre en funcionamiento.

Fuente: El Telégrafo

(Visited 49 times, 1 visits today)
Contacte al editor

Últimos Noticias

Lee más