Contraloría advierte 45 posibles irregularidades en el Metro de Bogotá

Imagen: Empresa Metro de Bogotá

El informe final de la Contraloría sobre el manejo administrativo, contractual y financiero de la Empresa Metro de Bogotá (EMB), en la vigencia de 2018, evidenció hallazgos administrativos, disciplinarios, penales (por posibles delitos relacionados con la contratación), y fiscales que podrían configurar un detrimento por 1.000 millones de pesos (US$297.520).

Por su parte, Bogotá asegura que el informe no es concluyente y que solo es una solicitud a las autoridades para que inicien el estudio de los hallazgos.

Ningún proyecto en la historia de Bogotá ha pasado por tantos procesos y debates como el metro, de cuya construcción se habló por primera vez hace casi siete décadas y que actualmente la administración de turno lleva licitación internacional para seleccionar al constructor. El Metro de Bogotá abarca desde el Portal de Las Américas hasta la calle 72 con Av. Caracas.

El Distrito ha tenido que sortear varias acciones judiciales por parte de quienes consideran que el metro subterráneo es la mejor opción para Bogotá. Además, el proyecto enfrentar la lupa de los entes de control como la de la Contraloría, que este lunes reveló el informe final sobre la auditoría realizada a la EMB.

Lee también: Los megaproyectos que alistan en Medellín y Antioquia, Colombia

En el informe, de 180 páginas, la Contraloría consignó 29 hallazgos administrativos, 19 disciplinarios, tres penales (relacionados con posibles delitos relacionados con la contratación), y cuatro fiscales, que podrían configurar un detrimento por 1.000 millones de pesos (US$297.520), pues la evaluación se hizo a los principios de economía, eficiencia y eficacia con los que se administraron los recursos; los resultados de los planes, programas y proyectos; la gestión contractual; la eficiencia del control fiscal interno, y la gestión financiera.

Una de las alertas más graves del informe es la contratación pues, luego de revisar 26 contratos suscritos en el marco de la estructuración de la EMB, el ente de control evidenció que la empresa no tuvo mayor eficiencia y transparencia en los procedimientos. De acuerdo con el documento, la empresa distrital cuenta “con información lenta y poco confiable”.

Por otra parte, el informe cuestiona debilidades en materia de control interno, que llevaron a que la EMB no tuviera eficacia en el control interno y, además, señala que la gestión en materia presupuestal fue ineficaz, pues hubo un bajo porcentaje de ejecución (14.27%) que se debió al bajo nivel de avance del proyecto”, señala el ente de control.

Los elementos más sensibles del informe son aquellos que se repiten en el tema administrativo, disciplinario, penal y fiscal. Por ejemplo, en la fase precontractual de un proceso de contratación directa por valor de 768.177.725. En este caso se observaron varias omisiones, falta de estudios, de pluralidad de ofertas y de aviso de convocatoria pública, por lo que la Contraloría considera que la EMB cometió probables irregularidades en las fases precontractual y contractual del proceso, vulnerando así la normatividad vigente.

El concejal Hollman Morris (Partido Progresistas), uno de los que mayor oposición ha hecho al metro elevado, aseguró que el informe es suficiente no solo para detener la licitación, sino para exigir la renuncia del gerente de la EMB, Andrés Escobar.

“El gerente de la empresa debe renunciar por presunta conducta punible y solicito al alcalde Enrique Peñalosa suspender la licitación de la primera línea de metro elevado”, dijo Hollman.

El Distrito respondió que el informe de Contraloría es solo el primer paso para verificar las posibles irregularidades expuestas por el ente de control. De acuerdo con la EMB, el informe no es concluyente y no se trata de más que una solicitud a las autoridades fiscales y penales para que inicien el estudio de posibles irregularidades.

Por otra parte, la EMB destaca que, de ninguna manera, el informe se refiere a la licitación internacional para contratar el desarrollo de la primera línea del Metro de Bogotá, que está en curso y se espera adjudicar la última semana de octubre.

Fuente: El Espectador

(Visited 49 times, 1 visits today)
Contacte al editor

Últimos Noticias

Lee más