Colombia busca extender concesiones portuarias a 80 años

A través del Plan Nacional de Desarrollo (PND) 2018-2022, Colombia planea reformar las concesiones portuarias en el país, que se podrían extender hasta por 80 años.

La ministra de Transporte, Ángela María Orozco, dijo que el objetivo de esa nueva modalidad es la de promover las inversiones en este tipo de infraestructura. “La ley vigente da concesiones de 20 años, que son extendibles una sola vez. Lo que vemos es que esos 40 años son totalmente insuficientes para amortizar las inversiones. Entonces ahí estamos incluyendo un artículo que dice que para los puertos greenfield las concesiones se pueden otorgar por 80 años y eso sí descongestiona proyectos portuarios”, detalló.

Los puertos greenfield podrían tener ese tipo de concesiones. Se trata de proyectos que empiezan desde cero y en los que el Gobierno y el sector privado tendrían que llevar todos sus esfuerzos para llevarlos a cabo.

Lee también: Fiscal brasileño impugna subasta del ferrocarril Norte-Sur

En el PND estimado en 217 billones de pesos (US$69.000 millones) se detalla que los puertos que podrían a acceder a esas condiciones son los que “requieren el desarrollo de toda la infraestructura complementaria de accesos marítimos y terrestres, así como la conectividad con otros modos de transporte y de comunicaciones con el resto del país y el mundo”.

Para Juan Fernando Acevedo, experto en concesiones portuarias, manifestó que, efectivamente, “las ventajas de las concesiones portuarias a 80 años representan tranquilidad para los inversionistas, que van a poder proyectar sus planes más allá de los 20 o 30 años que actualmente tiene prevista la ley”.

Sin embargo, cree que la implementación de dicho modelo requerirá un cambio muy profundo de la legislación actual. “Hoy el Contrato de Concesión Portuaria es muy rígido, y hace que cualquier modificación para adaptarse a las nuevas condiciones técnicas de los buques, o del mercado sean muy difíciles de implementar”, señaló.

Para lograr hacer los cambios, el abogado propone que también se haga un ajuste en la reglamentación de los contratos de concesión portuaria. “Se deben resolver temas sensibles como la elasticidad de los cambios, y la metodología en el cálculo de las contraprestaciones que pagan las terminales. A los puertos hay que empezar a verlos como empresas generadoras de negocios y facilitadoras del comercio exterior colombiano, donde los actores asumen la totalidad de las inversiones y la totalidad de los riesgos”, afirmó.

Fuente: Portafolio

(Visited 12 times, 1 visits today)
Contacte al editor

Últimos Noticias

Lee más