Argentina espera rediseño de la represa Cóndor Cliff

Desde hace un año se detectan deslizamientos de suelos en las márgenes del río Santa Cruz, en el sitio donde se va a construir la represa Cóndor Cliff (ex Néstor Kirchner) y ahora se espera un rediseño mientras se hacen obras de mantenimiento, informó la estatal Integración Energética Argentina ( Ieasa), heredera de la ex-Enarsa. Las obras principales, iniciadas en febrero de 2018, tienen un avance global del 16%.

De acuerdo con el Gobierno, se solicitó a la UTE Represas Patagonia la solución de ingeniería correspondiente con el asesoramiento de un panel de expertos internacionales, en tanto que para mitigar el impacto ambiental de los deslizamientos y garantizar la seguridad de las obras en marcha, Ieasa “ha autorizado tareas menores de relleno (construcción de refuerzos, contrafuertes y puntales), que representan aproximadamente un monto de US$5 millones, que no implica necesariamente un traslado directo al costo final de la obra”.

Un error en la construcción de Cóndor Cliff sería la causa de los problemas. Se trataría de una “enorme grieta en uno de los taludes de contención del vertedero que se montaron sobre el río Santa Cruz, lo que obligará a un rediseño integral del proyecto”, sostuvo el medio Econojournal, que también afirmaba que el problema demandó una erogación adicional de US$250 millones, cifra equivalente al 5% del presupuesto inicial.

Lee también: Argentina conectará el tren Belgrano Cargas a puertos del Gran Rosario

Sin embargo, aunque el gobierno nacional y la UTE a cargo del proyecto reconocieron problemas, negaron que hayan iniciado obras nuevas. Represas Patagonia asegura que el rediseño se hará dentro del presupuesto pautado inicialmente para la obra, en tanto que la empresa estatal asegura que no se han autorizado nuevos movimientos de suelos ni obras adicionales, a la espera de que la contratista presente una nueva ingeniería para la obra que contemple las particularidades geológicas del terreno.

El Gobierno explicó que la propuesta que eleve la UTE deberá ser aprobada a través de una adenda contractual “que incluirá la asignación de responsabilidades según corresponda entre comitente y contratista”, y aclaró que la situación se registra solo en la obra de Cóndor Cliff, en tanto que en la obra de La Barrancosa (ex Jorge Cepernic) no se han verificado inconvenientes geológicos y los trabajos continúan de acuerdo al proyecto ejecutivo.

Por su parte, la UTE, integrada por la empresa china Gezhouba, la cordobesa Electroingeniería y la mendocina Hidrocuyo, se explayó sobre aspectos técnicos de lo ocurrido y explicó que con el avance de las excavaciones se detectó la existencia de “una zona conformada por un material de baja resistencia con potencial riesgo de deslizamiento, por el bajo ángulo de fricción interna y cohesión nula, que impone la necesidad de revisión del diseño, para reubicar las estructuras de hormigón para el desvío del río y el vertedero de Cóndor Cliff”.

La propuesta de ajuste presentada por la UTE contempla “la reubicación de obras evitando la zona con potencial riesgo de deslizamiento”.

Sobre los costos aclaran que “los cambios a implementar se realizarán dentro del mismo monto de la financiación de los bancos chinos aprobado a la fecha”, y explican que el financiamiento estipulado “es suficiente para la ejecución de la obra con las modificaciones resultantes de las condiciones geológicas encontradas”. En el comunicado destacaron que no existieron errores de construcción, ni derrumbes, ni grandes deslizamientos. Explican que la metodología de excavación aplicada “permitió conocer con precisión las características de los materiales”.

Fuente: La Nación

 

 

(Visited 52 times, 1 visits today)
Contacte al editor

Últimos Noticias

Lee más