El Nordic Investment Bank (NIB) se concentra en la región, mediante inversiones planeadas para la Región Andina, Brasil y Centro América, trabajando en forma conjunta con CAF, CFI, BCIE, BEI y BNDES. A la fecha, ha desembolsado US$18.781 millones en créditos, de los que casi US$700 millones han sido destinados a América Latina.

El crecimiento acelerado del movimiento de los puertos en Brasil está casi colmando la capacidad de la infraestructura de puertos brasileña. Santos, el puerto para manejo de contenedores con mayor actividad de Latinoamérica desde 2006, es un ejemplo de ello.

La empresa brasileña CCR, que opera vías de peaje en concesión, invertirá US$2.893 millones en nuevos proyectos viales en los estados brasileños de Sao Paulo, Río de Janeiro y Paraná.

Bogotá ejecutará el Programa de Autopistas Urbanas propuesto por el banco de desarrollo de América Latina, CAF, según el cual se construirán 13 corredores viales con una extensión de 170 kilómetros. Se prevé que el costo total ascenderá a US$2.600 millones y su construcción concluiría en diez años.

El Banco Mundial, a través de su Corporación Financiera Internacional (IFC), anunció la primera operación de financiamiento subnacional en Honduras por US$44 millones para realizar reparaciones y obras de mejoramiento vial, además de establecer un sistema de alerta temprana para inundaciones en el Municipio del Distrito Central, que tiene 1,2 millones de habitantes e incluye Tegucigalpa Y Comayagüela

La compañía multinacional chilena Derco entra al mercado colombiano con la maquinaria inglesa JCB, que tiene una posición de liderazgo en el mercado mundial de maquinaria de construcción y agrícola desde hace más de 60 años.

El gobierno paraguayo trabaja actualmente en tres iniciativas tendientes a mejorar su infraestructura fluvial, de carreteras y aeroportuaria. Con recursos propios, del sector privado y financiación del Banco Mundial y del Banco Interamericano de Desarrollo, se adelantará la concesión de cinco tramos de rutas, el dragado y la señalización de la hidrovía Paraguay-Paraná y se actualizará el aeropuerto Silvio Pettirossi de la capital, Asunción.

El gobierno colombiano, a través de Cormagdalena, entidad encargada de regular el río Magdalena, ejecutará un proyecto de US$22,6 millones para mejorar la navegabilidad de la hidrovía.

El gobierno peruano desarrolla actualmente un proyecto que busca la construcción y la concesión de un nuevo aeropuerto en la Región Cusco que reemplace al actual terminal Velasco Astete, cuya capacidad máxima ha sido ya alcanzada debido al creciente flujo de pasajeros.

Según informes de varios grupos cementeros de la región, así como datos suministrados por bancos centrales de varios países de América Latina y El Caribe, la tendencia del mercado es de recuperación del terreno perdido durante gran parte de 2009, derivado de los embates de la crisis económica global.

Durante el pasado mes de septiembre Interconexión Eléctrica S.A. (ISA) finalizó la adquisición del 60% de Cintra Concesiones de Infraestructuras de Transporte de Chile, filial de la española Ferrovial, por cerca de US$296 millones. ISA se prepara ahora para dar la pelea por el 50% de la también concesionaria vial Autopista Central, de la sueca Skanska.

China es uno de los motores globales de la economía global de hoy. Y en el sector de los equipos de construcción, China se ha convertido en uno de los principales centros globales de producción y demanda de maquinaria y tecnologías.

El deficiente estado actual de la infraestructura en América Latina, frente al hecho de que los gobiernos han decidido iniciar grandes obras de actualización o construcción, traerá consigo un incremento sustancial en la demanda de metales básicos, particularmente de cobre y zinc. El proceso se vive a nivel mundial y es encabezado por China y otras economías emergentes que demandarán enormes volúmenes de metales para acortar su déficit de infraestructura.

Entre 2007 y 2010 se invirtieron US$2.300 millones en la ampliación y en la modernización de los puertos de México, de los que US$1.100 millones fueron invertidos por el sector privado. Adicionalmente, se han hecho inversiones público-privadas por casi US$1.131 millones para la construcción de varias terminales nuevas y para el mejoramiento de las vías y los puentes de acceso a los puertos y terminales.