Santiago toma vuelo

Amplían el Aeropuerto Arturo Merino Benítez de la capital chilena.

El Aeropuerto Arturo Merino Benítez de Santiago (AMB) se ubica en la Región Metropolitana de la provincia de Santiago, en la comuna de Pudahuel, aproximadamente a 14 km al noroeste del centro de Santiago a una altitud aproximada de 474 m.s.n.m.

Para la ampliación del aeropuerto el estado de Chile ha destinado para los próximos 4 años una inversión de 900 millones de dólares, obra que según el cronograma aprobado tendrá que ser inaugurado para el 2020 cuya construcción está a cargo del consorcio Nuevo Pudahuel, compuesto por el Aéroports de Paris, Astaldi y Vinci.
Con esta obra la capacidad del aeropuerto internacional pasará de 15 a 30 millones de pasajeros al año de acuerdo a las proyecciones elaboradas en el marco del Plan Maestro en un escenario hasta el 2030. Un proyecto en el cual las principales actividades del proyecto consisten en una remodelación y construcción de nuevas áreas que permitan absorber el crecimiento del transporte aéreo internacional y nacional que se generará en los próximos años.

Desde un punto de vista administrativo la realización de la nueva ampliación ha sido licitada bajo el sistema de concesión de obra pública, en el cual la construcción y operación de la ampliación del aeropuerto incorpora un nuevo terminal internacional de embarque y desembarque de pasajeros, la continuidad de la losa, la instalación de los muelles, la pista de aerotaxi que conectará con el umbral de la pista y especialmente construir las pistas para poder recibir las nuevas versiones de aeronaves de gran capacidad como los Boeing 747 E y el Airbus A-380.

En general la construcción de las diferentes estructuras de la ampliación del aeropuerto implica las siguientes obras:
Terminal 1 con una superficie de 108.000m2, mas la ampliación de 9.000m2 y 28.000m2 de remodelación. Terminal T2 con una superficie de 175.000m2, totalmente nueva.
Expansión de la plataforma comercial de 173.000m2, de plataforma de carga de 91.000m2 y de calles de rodaje de 195.000m2 además de aquellas de servicio de 11.000m2. La zona de estacionamientos con 302.215m2 de superficie y las instalaciones de apoyo al aeropuerto con una superficie de 3.276m2.
En general el cuerpo principal del nuevo Terminal Internacional estará conformado por un procesador central donde se realizarán los procesos de salidas y de llegadas de los pasajeros, y cuatro espigones, que son los muelles con salas de embarque.

El aeropuerto de Santiago al final contará con más de 265.000m2 y el flujo de personas crecerá exponencialmente, ya que pasará de recibir de 2.400 pasajeros cada hora a más de 5.000.

El objetivo principal es garantizar que los procesos aeroportuarios tanto nacional como internacional serán más fluidos por el aumento de las mangas de embarque, que se cuadriplicarán, pasando de las 18 actuales a 67 y de las 31 puertas de embarque, habrán 76. Lo que se traducirá en eliminar casi en su totalidad los traslados de pasajeros en buses hacia y desde los aviones. Las mejoras también beneficiarán al sistema de equipajes de salidas y de llegadas: será automatizado y centralizado, lo que perfeccionará el proceso operacional y la seguridad, mientras que las áreas de estacionamiento pasarán de 3.750 a más de 7.000 gracias a la construcción de dos edificios de tres pisos cada uno y dos aparcaderos de superficie.

En general de acuerdo al cronograma de trabajo que empezaron en el transcurso del tercer y cuarto trimestre de 2016 empezaron los trabajos de construcción de los estacionamientos, y de los espigones poniente C y E respectivamente.

Desde el comienzo de 2017 hasta septiembre empezaran la construcción del núcleo central del Terminal Internacional, y sucesivamente la del edificio de estacionamiento poniente, trabajo que se prolongará hasta finalizar el año en curso. Y a partir del primer trimestre de 2018 arrancarán la edificación de los espigones oriente D y F, para seguir luego en 2019 con el edificio de estacionamiento oriente una vez que el poniente este operativo. Un cronograma que ha sido desarrollado y concebido con el objetivo fundamental de reducir al mínimo indispensable el impacto del normal funcionamiento de los servicios del aeropuerto mientras se lleven adelante los trabajos de construcción, empezando por la construcción de los estacionamiento provisionales así como las extensiones de las salas de embarque (espigones), elementos indispensable para garantizar el flujo de pasajeros.

Para llevar adelante la obra completa de ampliación del aeropuerto el movimiento tierra total calculado por los ingenieros es de 3.488.000m3, un 66% se reutilizarán en labores de relleno (2.309.000 m³) y un 34% será destinado a botadero autorizado (1.179.000m³) y todo el material excedente será transportado y dispuesto en botaderos autorizados por la Seremi de Salud de la Región Metropolitana.

Sucesivamente se ejecutaron una serie de sondajes HSA (Hollow Stem Auger) con ensayos SPT para comprobar las condiciones geotécnicas del suelo.

Estudio que permitió sucesivamente pasar a la etapa de ejecución de los primeros 26.000 metros de pilotes tipo CFA (Continuous Flight Auger o Hélice Continua) de diferentes diámetros 600mm, 800mm, 1000mm y 1200mm y de 8.000 metros de pilotes excavados bajo lodos de perforación de diámetros entre 100 y 120 cm. Además, se realizaron 10 ensayos de carga tradicional a compresión, con el objetivo de verificar las hipótesis de diseño comprobando in situ, la capacidad de carga y deformación de los pilotes.

Es así que a partir del mes de agosto 2016, cuando oficialmente la maquinaria fue desplazada en los diferentes puntos de los predios del aeropuerto, comenzó la demolición de los edificios de Skychef y Transvip que suman en total 8.164 m2, incluyendo el retiro de dos galpones metálicos, que sucesivamente han sido transportados a la Dirección General de Aeronaútica Civil para ser reutilizados posteriormente, mientras que los otros materiales producto de la demolición fueron enviados a botaderos autorizados. Al mismo tiempo construyendo los canales de drenaje de agua pluviales para reducir el impacto durante la época de lluvia en la realización del resto de las obras, vertiendo las aguas hacia el rio Maboto.

En el mes de noviembre 2016 se empezaron a construir las nuevas salas de embarque del lado poniente del Terminal Internacional, incluyendo también la demolición de los pavimentos de asfalto y hormigón. Y sucesivamente pasando a la realización del espigón C que tendrá una superficie de 23.350 m² y el E de 18.090 m², y entre ambos contarán con un total de 22 puertas de embarque.

Otro importante elemento que ya se empezó a construir es la galería técnica, es decir la vía de conexión entre la Terminal Internacional la sub-estación eléctrica y la planta térmica, cuya función es de climatizar el aire al interior de las áreas de embarque.

Para la construcción de los estacionamientos para los buses con una capacidad de 900 plazas, cuyo servicio será gratuito, continúa el movimiento tierra y el trabajo de relleno con material solido y del estacionamiento principal que se encuentra al frente de la terminal internacional con una capacidad de 1.900 plazas.

A la fecha empezaron las obras preliminares para la instalación de faena, despeje del área, demoliciones y excavación para permitir el comienzo de la construcción del nuevo Terminal 1 Internacional. Suprimiendo las plazas del aparcadero paulatinamente hasta su cierre definitivo en mayo de 2017, fecha para la cual el nuevo Estacionamiento Económico Custodia Pehuén, en la zona sur poniente del aeropuerto, ya estará habilitado. Mientras que para el mes de abril está previsto el comienzo de los trabajos preliminares para la construcción de la nueva área de estacionamientos de superficie, la cual estará ubicada al sur del futuro Terminal Internacional.

El aparcadero tendrá un tamaño de aproximadamente 60 mil metros cuadrados, con capacidad para 1.900 vehículos.

Contacte al editor

Últimos Reportajes

  • Un túnel submarino conectará Suecia

    Uno de los túneles más interesantes de Escandinavia, el túnel Marieholm, está siendo construido en la ciudad de Gotemburgo. En el futuro, los 306 m de esta larga conexión subterránea…

  • Un puente futurista se eleva en China

    Desde 2010, PERI ha venido apoyando la construcción de la sección de túnel submarino de 6 km de largo del enlace fijo entre Hong Kong y Macao/Zhuhai con la provisión…

  • Demolición en un país idílico

    La empresa agrícola suiza, Syngenta, está transformando completamente su sede en el centro de Basilea. Para ello, se tuvo que retirar un bloque de torre de 54 m de altura.…

  • Perforación de vanguardia en Alemania

    Con el avance de las dos últimas máquinas de perforación de túneles en el pozo objetivo en Oberhausen-Biefang el 12 de junio de 2017 se ha completado el trabajo de…

Lee más