El reto de operar una motoniveladora

pag-432En las motoniveladoras Volvo el instructor puede ir en la cabina para agilizar el aprendizaje.

No es fácil controlar una motoniveladora. Se trata de uno de los equipos de construcción más sofisticados que existen, por lo que los operadores necesitan más tiempo para llegar a dominarlo. Un operador sin experiencia se tiene que enfrentar a una serie de controles para ocho funciones que afectan directamente a la posición que adopta el rastrillo o la pala de la niveladora. Si a eso añadimos la operación del bloqueo diferencial, la tracción a todas las ruedas, el embrague de avance lento, las 11 marchas y la selección de la velocidad más adecuada del motor, el resultado es que el operador tiene muchas cosas en que pensar. El más ligero cambio en cualquier control puede hacer que la nivelación conseguida no sea la correcta y sea preciso repetir el trabajo, con las consiguientes pérdidas económicas y de tiempo.

Esta complejidad hace que los operadores deban pasar mucho más tiempo del habitual en prácticas con un instructor. Es fundamental que haya una buena comunicación entre el estudiante y el operador, de modo que no sólo se discutan los aspectos básicos sino que también se puedan detectar errores para corregirlos antes de que se conviertan en malos hábitos. Aunque los simuladores ayudan a familiarizarse con los controles (Volvo entrega un DVD interactivo con cada una de sus niveladoras), los simuladores estacionarios no permiten, aún, practicar el movimiento de la niveladora y responder en tiempo real a cambios del terreno.

Por supuesto, los operadores de motoniveladoras pueden aprender los puntos fundamentales de la construcción de carreteras o de la preparación de terrenos en un aula de clase, pero nada resulta tan eficaz como la formación práctica.

Una característica obvia de las cabinas de las modernas motoniveladoras es que están diseñadas para una sola persona, que va sentada y con el cinturón de seguridad abrochado para garantizar protección. Esto impide que el instructor pueda compartir la cabina con el aprendiz. Tampoco está permitido “colgarse” del lateral o ir en el escalón de la cabina mientras la niveladora está en movimiento, puesto que cualquier descuido podría provocar que el instructor cayera ante las ruedas de la niveladora. La comunicación por radio no ha dado buenos resultados, ya que los estudiantes tienden a entender mal las instrucciones recibidas. Lo mismo se puede decir de los simuladores estacionarios. Es verdad que ayudan a familiarizarse con los controles, pero sólo el “tiempo tras el volante” y las horas de experiencia permiten a los operadores adquirir los conocimientos necesarios para manejar una motoniveladora.

Llegar a ser un buen operador de niveladoras es complicado y lleva mucho tiempo, por lo que cada vez resulta más difícil encontrar operadores experimentados. Esto hizo que los ingenieros de Volvo que diseñaron la nueva serie G900 decidieran utilizar el conocido concepto modular, que permite desmontar la cabina de la niveladora en menos de medio día sin necesidad de abrir o contaminar los sistemas hidráulicos.

La posibilidad de desmontar la cabina en poco tiempo llevó a Volvo a desarrollar una cabina de formación para dos personas, de manera que el instructor pueda ir sentado al lado del operador en prácticas. “De esta forma, el instructor puede hablar cómodamente con el nuevo operador y explicarle lo que ocurre en cada momento”, comenta Russell Sharpe, un instructor para niveladoras Volvo que tiene más de 30 años de experiencia con estas complejas máquinas. “También es fácil ver lo que el operador ha hecho bien o enseñarle algunos trucos, y todo ello sin dejar de mover material. ¡Es imposible enseñar de una forma más directa!”

Las cabinas de dos plazas garantizan que el operador en prácticas adquiera una experiencia real. El asiento del instructor está situado a la izquierda, por lo que se conserva la posición original del operador. Las cabinas se someten a las pruebas normales para garantizar el cumplimiento de las normas en una máquina de 27 toneladas.   CPA

Contacte al editor

Últimos

Lee más