Construcción de hospitales en Bolivia están estancadas

El Plan de Hospitales para Bolivia anunciado en el 2015, con el objetivo de construir 45 nosocomios: cuatro de cuarto nivel, 11 de tercer nivel y 31 de segundo nivel, con una inversión que superaba los 1.624 millones de bolivianos (aproximadamente US$234.797.920,00) no avanza.

Los centros de cuarto nivel representan la mayor apuesta en infraestructura e inversión de este plan, sin embargo, ninguno ha iniciado su ejecución, a tres años del anuncio.

Por ejemplo, la construcción del Instituto Oncológico de cuarto nivel en el municipio de Tolata – Cochabamba, de US$105 millones, fracasó después de las observaciones que se hicieron en el proyecto de preinversión y diseño que presentó la empresa Evolution Engenharia.

En abril, la Agencia de Infraestructura de Salud y Equipamiento Médico (Aisem) lanzó una nueva convocatoria bajo la figura “Llave en mano”.

En el caso de Tarija, al sur de Bolivia, se planificó la construcción del Instituto Cardiológico en el municipio de San Lorenzo por US$152 millones; pero las negociaciones para la ejecución del proyecto fracasaron dos veces durante el 2017.

La modalidad del proyecto también se cambió a “llave en mano” y el diseño se adjudicó a una empresa koreana. El municipio donó 10 hectáreas en la localidad de Rancho Norte para el emplazamiento de este nosocomio.

Cabe destacar que el año pasado el Gobierno emitió el Decreto Supremo 3139 para declarar prioridad la construcción de 18 centros con fondos del Tesoro General de la Nación a través de contrataciones directas.

Algunos de mayor envergadura que quedaron pendientes del plan del 2015 son el hospital del Tórax en La Paz, de 480 millones de bolivianos (de más de 69 millones) y el centro de tercer nivel de Chuquisaca de 514 millones de bolivianos (de más de 74 millones), además de los de cuarto nivel.

En La Paz, con una inversión de US$72 millones estaba prevista la construcción del Instituto Gastroenterológico de cuarto nivel que tampoco ha iniciado, a pesar de que ya se otorgó un terreno (en la avenida Zabaleta). Y en Santa Cruz se replica la situación con la construcción de un Instituto de Nefrourología –  Neurología de 1425 millones de bolivianos (más de US$242 millones) incluidos en el decreto antes mencionado.

En el departamento de Cochabamba se planificó la ejecución de seis hospitales de segundo nivel, uno de tercer nivel y otro de cuarto nivel, con un total de 1.919 millones de bolivianos como inversión. Entre ellos está el Hospital de Punata que ya se encuentra en obra fina.

Un hospital de segundo nivel de Quillacollo y el de tercer nivel de Villa Tunari, con una inversión de 700 millones de bolivianos, aún están en proyección. El hospital Municipal Carmen López de Aiquile y el hospital Ivirgarzama de Puerto Villarroel, son los otros que se contemplan para Cochabamba; mientras que el hospital Sacaba está en la fase final.

En La Paz, se edificarán siete hospitales de segundo nivel, tres de tercer nivel y uno de cuarto nivel, con una inversión de 2.845 millones de bolivianos. Mientras que en Santa Cruz, serán siete nosocomios de segundo nivel, uno de tercer nivel y uno de cuarto nivel, con un monto de 2.519 millones de bolivianos.

Según la ministra de Salud, Ariana Campero, los hospitales de tercer nivel  de Villa Tunari, de Montero y  de Trinidad, se encuentran en proceso de contratación. Este último fue adjudicado a la constructora Evolution Enghenharia.

En el occidente del país, en Villazón se anuló el proceso de  contratación del hospital de segundo nivel Villazón del departamento de Potosí.

Fuente: Los Tiempos

Contacte al editor

Últimos Noticias

Lee más