El 11 de octubre de 2008, en Alicante, España, se inició la primera etapa de la carrera de veleros Volvo Ocean Race. Por un período de 9 meses, 8 botes competirán a lo largo de 37.000 millas náuticas (68.524 km) para alcanzar el destino final en San Petersburgo, Rusia, en junio de 2009.

La única exposición anual de concreto para la construcción y la albañilería se llevará a cabo en el Centro de Convenciones de Las Vegas entre el 3 y el 6 de febrero de 2009.

Los expositores de la versión 35 de este evento ocuparán un área de 251,460 m2, en donde se mostrará lo mas avanzado de herramientas, equipos, educación y tecnología.

La segunda edición de Concrete Show South America, el mayor evento de tecnología sobre concreto en América del Sur, movilizó la cadena de la construcción civil y entusiasmó a los expositores. En los tres días, el evento recibió 13.870 profesionales de la construcción civil que visitaron las 250 empresas que eligieron al evento como vitrina de sus productos y servicios.

El Foro de Liderazgo e Integración Sudamericana, SAILF por sus siglas en inglés, tomará lugar el 2 y 3 de diciembre de 2008 en Cartagena, Colombia, inmediatamente después de la reunión anual de la SAILF.

El foro “Catalizando la Competitividad Regional de Infraestructura” es organizado por CG/LA Infrastructure en coordinación con el Ministerio de Planeación Nacional de Colombia, el Banco Interamericano de Desarrollo, la Corporación de Desarrollo Andino y Fonoplata.

“Muchos de los ejecutivos de grandes empresas se sorprenden al observar los costos del mantenimiento de sus equipos”, señala Gabriel Rodríguez, directivo de MRQ Consultores, empresa especializada en el tema con sede en Chile, Perú y Bolivia. “En industrias de uso intensivo de capital, los costos directos se encuentran generalmente entre el 20% y el 45% de los costos totales de producción”, agrega. A eso habrá que sumar los costos indirectos, relacionados con paradas imprevistas de equipos o interrupciones operacionales, entre otros.

Se están empezando a sentir los primeros síntomas de desaceleración en la industria de la construcción en América Latina. Los primeros indicadores se dan en Colombia y Argentina donde se siente con claridad que la actividad constructora está perdiendo el dinamismo de los meses anteriores.

En Suramerica hay 506 proyectos de infraestructura en curso agrupados en 47 grupos de proyectos, donde se estima una inversión total de US$68.000 millones, dice un informe de la Iniciativa para la Integración de la Infraestructura Regional Suramericana (IIRSA). IIRSA nació a finales del año 2000 y sus trabajos se adelantan desde el 2003 con la participación de los doce países de América del Sur.

La industria cementera latinoamericana atraviesa por una transformación que a juicio de muchos analistas no tendrá efectos inmediatos en el suministro de cemento en la región, pero que sí puede tener efectos sobre la confianza de los inversionistas internacionales en las economías latinoamericanas.

Por Ramiro del Hierro, Quito, Ecuador
La industria cementera latinoamericana está en plena ebullición. Ante el auge reciente de las economías latinoamericanas, los grandes competidores globales del cemento están redoblando sus esfuerzos en la región.

Chile, Colombia, México, Panamá y Trinidad & Tobago son los países más competitivos de América Latina en materia de infraestructura.

Aunque América Latina aún continúa rezagada en materia de infraestructura, en los últimos años algunos países han empezado a desatrasarse y se están convirtiendo en verdaderos campeones regionales de la infraestructura. De acuerdo con el último ranking de infraestructura de la firma consultora CG/LA Infrastructure, con sede en Washington, EE.UU., los países que están liderando son Chile, Colombia, México, Panamá y Trinidad & Tobago. Estos países no sólo tienen actualmente el mayor inventario de infraestructura de la región sino que son los que tienen el mayor potencial para atraer inversiones destinadas a grandes proyectos de infraestructura en el futuro.

El auge de la actividad minera y de la construcción en América Latina ha traído como consecuencia una mayor presencia de empresas como Terex, y a su vez ha redundado en un incremento substancial en la venta de equipos.

Las plazoletas de comidas, las salas de cine múltiples, las rotondas y bulevares de restaurantes y los estacionamientos con capacidad para varios cientos de automóviles están cambiando la cara de los grandes centros urbanos de América Latina, al punto de que ya no se concibe una ciudad latinoamericana sin la presencia de los centros comerciales.

La falta de una infraestructura de transporte adecuada y eficiente está empezando a hacer estragos en la economía chilena, alguna vez considerada la más fuerte de Latinoamérica.

Durante su reciente visita a Uruguay, la presidenta chilena, Michelle Bachelet, señaló: “Hoy nuestra región enfrenta un contexto económico internacional muy difícil. Para algunos países más difícil que para otros. En el caso de Chile (…), que somos 70% importadores de combustibles y energía, los altos precios del petróleo han tenido un impacto muy importante en nuestra economía”.

Los proyectos nuevos de construcción e infraestructura en América Latina enfrentan dificultades de financiación por falta de una buena estructura de garantías que exigen los prestamistas, a pesar de la oferta de dinero por parte de inversionistas que buscan alternativas ante la baja en las tasas de interés en Estados Unidos, que avanza en un proceso de recesión económica.